10.00€

En 1912, el ingeniero francés Georges Claude instaló el primer letrero de neón del mundo sobre una barbería en París. Sus vibrantes luces tubulares pronto adornaron los escaparates de las pequeñas empresas de todo el mundo y simbolizaron el impulso empresarial que formaba la columna vertebral de sus comunidades.

Hoy, el espíritu de "Main Street" es más resistente que nunca. Se puede encontrar en ciudades urbanas y pueblos rurales, librerías y cafeterías, boutiques y restaurantes. Es una de las muchas cosas que hacen que nuestros hogares se sientan especiales. Y vale la pena conservarlo.

Blackwing 6 celebra los negocios independientes y su espíritu emprendedor.

Cada juego viene con un lápiz rojo neón y un lápiz azul neón inspirados en el icónico letrero de neón "Open". Cada lápiz tiene una férula negra, una impresión negra y nuestro grafito suave.

El número 6 es un guiño a los seis gases nobles que dan a las luces de neón sus colores distintivos.

Mira el recambio de gomas de borrar especiales para este lápiz.