30.00€

En 138 a. C., el explorador chino Zhang Qian partió en una expedición hacia el oeste. El viaje duró más de 13 años y sentó las bases de la Ruta de la Seda, una ruta comercial que fue fundamental para abrir la comunicación entre Asia y Europa.

Uno de los bienes más importantes comercializados a lo largo de la Ruta de la Seda fue el jade. Además de su belleza natural, se creía que el jade protegía a su dueño en sus viajes, fomentaba la creatividad y estimulaba la agilidad mental.

Cada juego Blackwing 205 contiene un lápiz de jade verde y un lápiz de jade blanco. El número 205 hace referencia al peso molecular de la jadeíta, la forma de jade más buscada. Cada lápiz tiene una férula dorada, una goma de borrar negra, una impresión dorada y nuestra firme formulación de grafito.