3.00€
¡El clásico! Este lápiz se hizo famoso por la suavidad de su grafito, su pinza de borrador único y las caras famosas que escribió con él. Aquí tenemos una reproducción hecha por Palomino, y es bastante parecido al original.

El Blackwing 602 fue hecho originalmente por Eberhard Faber en Nueva York. Se introdujo a principios del siglo XX y fue alabado por la singularidad de su diseño y su calidad como un lápiz de escritura. Cuando Eberhard Faber se vendió en 1988 el Blackwing sobrevivió por sólo un par de años. Afortunadamente, sólo un para de décadas más tarde, Palomino adquirió los derechos del lápiz y trajo el legado del Blackwing 602 a la luz para una nueva generación de usuarios de lápices.

Hecho en Japón del cedro de California

Grado: No clasificado, pero se ve y se siente como un 2B

Los borradores de repuesto están disponibles aquí

Longitud: 20,32 cm.

Cañón hexagonal, diámetro normal